Como muchas personas, comencé en esto del fitness/entrenamiento con unas expectativas poco realistas, aún recuerdo cuando ingresé al gimnasio por primera vez a los 17 años, con esta revista en mano, diciéndole al monitor “quiero apuntarme para ponerme como el de esta revista”:

carlos andrade, andradefitness, ganar músculo, ganar peso, ganar masa muscular

El muchacho me miró con una cara de “qué inocente”, y luego al mismo tiempo se estaba riendo de mi los meses sucesivos diciendo que si quería que me cambiase la rutina de nuevo para ponerme todavía más fuerte que el de la revista. Yo, no entendía nada, seguía a lo mío, pero lo gracioso de todo esto es que el tampoco sabia lo que hacía, ya que el se puso fuerte “entrenando duro y comiendo bien y mucho”, y eso, pude ver, que no funcionaba igual para todo el mundo, ya que había muchas personas que “entrenaban duro y comían bien” y seguían siempre igual, es decir, ni ganaban músculo ni perdían peso.

Recuerdo que por aquel entonces me pasaba horas leyendo foros de internet, revistas de fitness y culturismo. Y cuando llegué al gimnasio, hacía todo lo posible para esforzarme al máximo, levantando más peso que el que realmente podía levantar con buena técnica, y no solo eso, sino que las primeras semanas ya estaba pensando en qué proteína en polvo usar para “conseguir resultados más rápido”. Como anécdota, recuerdo que aún había mitos de que “los polvos del gimnasio son manos para la salud”(es decir, la proteína en polvo de toda la vida), y al hacer mi primera toma, esa noche no dormí pensando que tal vez era demasiado malo para la salud. A eso, le sumaba mi impaciencia por mirar la báscula para ver si variaba , y estaba aplicando lo mismo que las personas que mejor físico tenían hacían, es decir, hacer de 5 a 6 comidas diarias, entrenando los 5 días de la semana demasiado duro..y básicamente gastando energía física y mental innecesariamente, que podría haberse utilizado y enfocado en otros fines más útiles por aquel entonces.

Han pasado ya más de 10 años desde aquellos días , y tras haber tirado a la basura miles de euros en suplementos inútiles, haber probado infinidad de “rutinas” de entrenamiento ineficientes, casi haberme lesionado unas cuantas veces, y haber probado distintos protocolos nutricionales y dietas, puedo decir que he podido destilar lo que sirve de lo que no, o “separar el grano de la paja”, como se dice.

Y no solo eso, sino que durante todo este tiempo he devorado todo tipo de información que ha caído en mis manos en cuanto a nutrición, entrenamiento, suplementación, y “actitud mental” en lo que se refiere a esto, formándome constantemente aprendiendo de los mejores, y evidenciando los resultados no solo en mi mismo sino en las personas que he podido ayudar.

A día de hoy, en este 2020, hay más información de calidad que en aquellos días, pero percibo que la confusión sigue igual y peor ¿Por qué? Por que la información que sale ahí fuera se produce a una velocidad inabarcable. Hay más “dietas” que nunca, que si la paleo, keto, vegana, vegetariana, dukan,etc..y lo peor de todo, es que hay estudios científicos a favor y en contra de cada una de estas informaciones que salen a la luz, información la cual está “respaldada” por sus respectivos expertos y gurús de la materia, entonces las personas se preguntan ¿pero qué hago?¿ he escuchado esto de “X “ entreno/dieta y ahora escucho “Y”  de esta diciendo que “Z” es perjudicial?

A esto le sumamos la confusión que hay acerca de los suplementos, que si tomarte tal suplemento en ayunas te ayudará a perder líquidos, y que si comes tal alimento o comida a partir de tal hora “engordas y adelgazas”

Ah, y para casi acabar de rematar, a esto le sumamos el marketing alimenticio, y la confusión en al que a veces hemos estado(o estamos), respecto a los alimentos “light” y “enriquecidos”,  que también se podrían denominar “ultraprocesados”, creados para hacer al consumidor lo más dependiente y adicto a sus marcas.

carlos andrade, andrade fitness

Mi predicción sobre este fenómeno de sobreinformación contradictoria, es que seguirá igual o “peor”, por lo que nos basaremos en la regla del 80/20, es decir, basarnos en los principios base clave (el 20 %) que nos proporcionará el 80 % de los resultados.

Cada vez que veo a alguien comenzar en esto de “ponerse en forma/comer más sano/perder grasa/peso”, me veo reflejado en ellos en algún punto en el que yo estaba por aquel entonces. Y no solo me veo reflejado en los que comienzan por primera vez, sino en aquellas personas que lo han estado intentando una y otra vez sin resultados, y acabaron desistiendo, ya que esto es algo que pude presenciar de primera mano en muchos clientes que vinieron a mi por primera vez.

Es decir, si hubiera que hacer una pirámide de prioridades, todo se ha estado realizando al revés por orden de importancia, preocupándonos por qué suplemento tomar para perder grasa más rápido o ganar músculo, qué dieta seguir de “lo que se puede comer y de lo que no”, o que hay que hacer las comidas antes o después de tal hora y que “las calorías no importan absolutamente nada”.

carlos andrade, andrade fitness, carlos andrade fitness coach

En los próximos post, seguiremos hablando acerca de qué es lo más importante para conseguir resultados, estate atent@ 😛

 

 

Whatsapp Chat
Enviar vía Whatsapp